Pasar al contenido principal

Buscar

Título

5 consejos para la calidad del aire en interiores

Según el sistema de calefacción, humidificador o aire acondicionado que utilice, tú puedes ayudar o entorpecer tus esfuerzos para controlar los alérgenos. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo usar estos sistemas para reducir los alérgenos en interiores.

1. Limpia el sistema de calefacción

La calefacción con circulación de aire forzada puede hacer entrar polvo a tu casa. Asegúrate de limpiar los filtros con regularidad para disminuir las partículas de polvo.

2. Enciende el aire acondicionado

El aire acondicionado elimina la humedad del aire y filtra el polen, enemigo del flujo de aire. Manténlo encendido durante los meses de verano.

3. Deshumidifica

Cuando hace demasiado frío para el aire acondicionado, utiliza un deshumidificador para mantener el aire seco. Esto ayudará a prevenir la propagación de moho.

4. Filtra el aire

Usa un filtro de aire de alta eficiencia (HEPA). Esto ayudará a eliminar el polvo y otros alérgenos.

5. Consejo simple

Mantén las ventanas del baño abiertas mientras te duchas para que salga el aire húmedo y prevenir el moho y los hongos. Pero mantén cerradas las ventanas en las habitaciones para que no entren los alérgenos al aire libre.