Pasar al contenido principal

Buscar

Título

5 maneras de reducir los alérgenos en la cama de las mascotas

¿Sabías que la cama de tu mascota puede ser un paraíso para las causas de alergia en interiores además de la caspa? Bueno, no te preocupes. Tenemos consejos listos para reducir esas causas.

1. Fundas antialérgicas

Invita a tu mascota a usar una cama nueva y protégela con una funda antialérgica. Busca una que se pueda lavar a máquina, tenga cierre y sea resistente a los ácaros. Si encuentras una funda impermeable, podrás evitar que crezca moho. Luego, lávala con frecuencia para mantenerla agradable y limpia.

2. Lavar o rociar

Si la cama de tu mascota tiene una funda a medida que deseas mantener, lávala con agua caliente (a 130° F) una vez por semana. Para otras superficies blandas de tu casa que no se pueden lavar con facilidad, como sofás y alformbras, los limpiadores que reducen alérgenos pueden ayudar.

3. Considera la seda

Allergy Foundation of America ha certificado algunas camas de seda como inocuas para alérgicos. Asegúrate de buscar una cama de mascota que tenga certificación de inocua para alérgicos.

4. Aspira con frecuencia

¿Quieres mantener a los ácaros del polvo bajo control? Recuerda aspirar todos y cada uno de los escondites favoritos de tu mascota. Además, busca aparatos aptos para asmáticos que son más apropiados para los alérgicos ya que las aspiradoras de baja calidad a menudo levantan polvo.

5. Mantén la cama de tu mascota fuera de la habitación

Esto te ayudará a combatir los alérgenos. Además, usar fundas resistentes al polvo y a los alérgenos en tu cama, la del perro y la del gato reducirá tu exposición y la de las mascotas.