Pasar al contenido principal

Buscar

Título

Diversión sin estornudos para los niños

Es imposible evitar que los niños tengan contacto con el polen, pero si padecen alergias, hay maneras de minimizar el problema. Te presentamos una guía simple de lo que hay que evitar cuando tus hijos pasan mucho tiempo afuera.

1. Césped

Cuanto más corto esté el césped, menos polen producirá. Mantener tu césped bien corto ayudará a reducir los alérgenos.

2. Viento

Los días ventosos son ideales para hacer volar cometas pero, lamentablemente, los alérgenos también vuelan. Estimula a tus hijos a que jueguen adentro en los días ventosos. ¿Para quién será el sofá?

3. Ropa

Las partículas de polen son tan pequeñas que no las puedes ver ni cuando se te adhieren. Por lo tanto, tan pronto como tus hijos entren después de jugar, asegúrate de que dejen sus zapatos en la puerta y se cambien de ropa. Si las alergias son extremas, debes darles un baño y lavarles el cabello.

4. Juguetes

Los niños son muy creativos cuando juegan, por lo que no debes dejar que lleven sus juguetes afuera. Puedes pedirles que los dejen en la puerta para que no trasladen el polen en sus juguetes. También es importante limpiar los juguetes de manera regular con un trapo o, en el caso de los juguetes de peluche, colocarlos en la lavadora.

5. Mascotas

A los niños y a los perros les encanta retozar juntos al aire libre. Para reducir la caspa de las mascotas y sacar los alérgenos del pelo de tus mascotas, trata de asearlos y limpiarlos regularmente. Limpiar tu perro después de que haya estado afuera también es una buena práctica.