Pasar al contenido principal

Título

7 maneras naturales de mejorar la calidad del aire en interiores

Aprende a manejar tu exposición a los alérgenos con estos consejos.

VENTANAS

Mantener las ventanas cerradas te ayudará a detener el ingreso de polen y de las esporas de moho a tu casa. También te ayudará a evitar que el polvo y la caspa queden suspendidos en el aire.


ÁREAS DE ESTAR

El truco es minimizar los alérgenos en tu hogar antes de que lleguen al aire. Para ello, quita el polvo de los muebles y aspira los pisos semanalmente. Si quieres atrapar tantos alérgenos como sea posible, utiliza una aspiradora con un filtro de aire HEPA.


ARTÍCULOS LAVABLES

Lava con agua caliente las cortinas, las alfombras y cualquier otro artículo decorativo lavable al menos una vez al mes. Si tienes persianas, límpialas con un paño de microfibra húmedo.


BAÑO

El moho crece en áreas húmedas. Elimínalo una vez al mes limpiando el baño por completo, incluidos el lavabo, la tina y la ducha.


DORMITORIO

Debes lavar tu ropa de cama con agua caliente una vez a la semana y, para obtener mejores resultados, usa fundas a pruebas de ácaros del polvo en almohadas, colchones y somieres.


MASCOTAS

Evita la diseminación de caspa de las mascotas en tu casa al mantener a las mascotas alejadas de los muebles, mesas y encimeras. También puedes evitar que las mascotas merodeen en los lugares donde pasas mucho tiempo.


AIRES ACONDICIONADOS

Si tienes un aire acondicionado portátil o de ventana, quita el filtro del marco cada dos o tres semanas, límpialo, enjuágalo con agua tibia y déjalo secar por completo antes de volver a colocarlo.


Producto destacado

Dónde comprar